Talismanes
images_fader/iacf1.jpg

El Péndulo, paso a paso (Método-Tutorial).#P5

El péndulo, aprender a concentrarnos.#P4

Desde que nos alcanza la memoria hemos oído decir que encontrar un trébol de cuatro hojas es signo de buena suerte. Pero no es necesario estar hurgando enloquecidos en los prados con el afán de encontrar la ramita que en vez de tres hojas tenga cuatro, porque también el trébol corriente, el de tres hojas, es una planta que otorga buena suerte. Aunque, claro, si tres dan buena suerte, la versión de cuatro hojas lógicamente debe conferir a su portador mejor suerte todavía. De tres o de cuatro hojas, el trébol, tradicionalmente, ha sido una planta que cumple dos propósitos principales: por un lado confiere buena suerte y por otro priva a los espíritus malévolos y a las brujas de su voluntad evitando que actúen a su antojo.