DEBEMOS PREPARARNOS PARA NAVIDAD 2020/2021 ¡¡¡DESDE YA!!!

Nos encontramos, como ya sabemos, en un tiempo muy complicado y extraño en el que es muy difícil aventurar como podrían ser las próximas navidades (2020/2021).

El mundo se encuentra en una economía que se estrelló por los cierres de la pandemia y las próximas oleadas traerán más daño económico, cadenas de suministro rotas , disturbios civiles y no se sabe cuantas posibles complicaciones más.

Lo cierto es que no podemos hacer casi nada por cambiar la situación general por lo que es necesario centrarse en nuestro “círculo cercano”: cosas sobre las que podemos hacer algo y las posibles respuestas a los problemas enumerados anteriormente.

¿Que podríamos esperar para las próximas navidades 2020/2021?
En cualquier caso sabemos que este año se plantean muy diferentes.

 Entrando en detalles

1.- Los regalos pueden ser difíciles de adquirir.
Solo se necesita mirar a los lugares vacíos en sus tiendas o locales cerrados para ver que existe escasez. Debido a problemas con la cadena de suministro, las tiendas no obtienen la misma cantidad de mercancía que solían obtener.


Eso significa que una vez que comience la fiebre navideña, las cosas que están disponibles podrían agotarse rápidamente y también significa que podemos tener muchos más problemas de lo habitual para marcar como conseguidos los elementos de las listas de Navidad de los miembros de su familia.

Un dato a tener en cuenta es que los vendedores se están adaptando al distanciamiento social para no perder dinero, lo que indica que se realizarán incluso más ventas de lo habitual en línea suponiendo que solicitar que los obsequios se envíen por correo o mensajería, sea una tarea complicada sin olvidar que los retrasos comenzaron en el verano y han continuado hasta ahora.

2.-¿Los paquetes que envíen por correo llegarán a los destinatarios a tiempo?
Es más que recomendable que cualquier regalo que esté planeando comprar lo haga con anticipación para la temporada navideña de 2020/2021. Este no es el año para ser un comprador de última hora por que podría encontrarse con lo que busca agotado y terminar comprando una extraña mezcolanza de los artículos que nadie más quería comprar.

3.- También podríamos estar viendo la escasez de alimentos.
En muchos lugares ya se están experimentando algunas dificultades con la cadena de suministro de alimentos. El suministro se ha visto comprometido desde marzo pasado y las cosas mejoraron un poco, pero la mayoría de los lugares aún no han vuelto a los niveles normales de inventario previos al cierre.

Es más, las tiendas de comestibles ya se están preparando tanto para las sucesivas olas con los llamados "pallets pandémicos" de productos que esperan tener una gran demanda ... y a pesar de estos preparativos, todavía esperan escasez.

Pero, ¿Qué es un pallet pandémico?

Las tiendas de comestibles están almacenando estantes con artículos que temen que se agoten en los próximos meses. Al mantener estos pallets almacenados en los almacenes, la mayoría los productos almacenados con artículos de limpieza, productos de papel, medicamentos para el resfriado, productos secos y alimentos básicos como arroz, pasta y legumbres, todas las cosas que se agotaron rápidamente la última vez. . Y, con las fiestas a la vuelta de la esquina, muchas tiendas están almacenando alimentos navideños.

HABRIA QUE ADELANTARSE y conseguir los suministros mientras pueda. Si se espera para comprar alimentos para las comidas navideñas durante las vacaciones, tendría dificultades para encontrar lo que desea. Hay que considerar adaptar la comida navideña y centrarse más en los ingredientes que se pueden almacenar.

El dinero puede ser un problema.
Millones de trabajos que se consideraban "despidos temporales" han desaparecido para siempre. Muchas empresas, pequeñas y grandes, han cerrado sus puertas. La competencia es feroz por los pocos trabajos que están disponibles actualmente y estamos en la cúspide de una ola de problemas con la vivienda. La asistencia de los gobiernos está llegando a su fin y la segunda ronda de pagos de estímulo podría retrasarse.

Es casi seguro que la mayoría de las familias se enfrentarán a dificultades financieras en esta temporada navideña. La recomendación sería que hable con la familia ahora y establezca expectativas realistas para regalos, viajes y reuniones para que todos estén en la misma linea. Concéntrese en las tradiciones en lugar de ¡¡en los regalos!!.

¿Qué pasa si ese bloqueo continúa durante la temporada navideña? No hay que hacer un gran esfuerzo de imaginación y pensar que las grandes reuniones familiares, los servicios religiosos y las fiestas navideñas estarán prohibidas.

Esto no solo sería potencialmente el último clavo en el ataúd de la industria de viajes, sino que también sería increíblemente perjudicial psicológicamente para las personas. La idea de ver derrumbarse tradiciones navideñas de larga tradición podría causar mucho estrés mental , y aquellos que ya están lidiando con los efectos del aislamiento serán los más afectados.

Por otra parte, hay tanta gente harta de la pandemia y los cierres, que hay muchas posibilidades de que simplemente se nieguen a cooperar. Esto podría generar problemas legales y un aumento del caos posterior a las vacaciones. Y sería previsible ver a gente delatando a sus vecinos por acoger a algún miembro de la familia de mas.

Por supuesto, si los números de contagios aumentan drásticamente después de las vacaciones, puede esperar que los bloqueos se expandan a niveles aún más draconianos de los que ya están. (Nuevamente, a pesar de nuestra opinión. estamos hablando de cómo la interpretación del gobierno de los datos nos afectará).

Es tiempo de comenzar a ordenar agendas para poder celebrar nuestras fiestas navideñas.

¿Confiaremos en la tecnología de videoconferencia para ver a nuestras familias y asistir a los servicios religiosos?
¿Están los miembros de la familia lo suficientemente cerca geográficamente como para que aún puedan reunirse?
¿Qué esperamos de la Navidad?
¿Ha considerado cómo podría ser la fiesta navideña de 2020/2021?
¿Está reduciendo su presupuesto?
¿Ha empezado ya con las compras navideñas?
¿Ha hablado de planes con miembros de la familia?
¿Tiene un plan de respaldo si su reunión familiar de repente se vuelve ilegal?

 

Al igual que con los regalos, es importante establecer las expectativas de su familia con anticipación para que nadie se sorprenda con la perspectiva de una mesa vacía una semana antes de Navidad.