Capacidades paranormales conocer la información y su utilidad
images_fader/iacf1.jpg

El Péndulo, paso a paso (Método-Tutorial).#P5

El péndulo, aprender a concentrarnos.#P4

ESTADO DE ALERTA GLOBAL

Es el momento de las limitaciones, la moderación y el autocontrol.

Estamos en el tiempo en el que es imprescindible autocontrol . Es un momento en el que es totalmente necesario conocer y ser consciente de las limitaciones del periodo en el que estamos, el espacio, del mundo material y del potencial real del momento, para poder establecer metas que sean realistas, tener una respuesta y forma de actuar adecuada a cada situación.

En relación con esto,va en relación al crecimiento de nuestras capacidades paranormales que nos van a llevar aun nivel espiritual superior. Las personas que carecen del necesario grado de autocontrol, inevitablemente se convierten en esclavos de las circunstancias y de la autoridad.

Sin embargo, el autocontrol y autolimitación no deben conducir a retirarse de la vida. Se debe permanecer en contacto con el mundo y semejantes. Al mismo tiempo, se debe evitar cualquier forma de conducta externa. No involucrarse en grandes inversiones, si las inversiones emocionales tienen interacciones sociales, grandes expectativas, promesas, arrebatos emocionales o inversiones financieras en nuevos proyectos, porque esto nos llevaría inevitablemente tener problemas financieros. Hay que parar cuando las cosas no vayan bien. En estas circunstancias, no es una vacilación, es ser prudente.

Esto significa que se deben evitar los extremos a través del autocontrol, cumplir con sus deberes correctamente, renunciar a los nuevos planes y mantener la posición actual. Evite asumir nuevas obligaciones, inversiones y compromisos. Cada acción impulsiva y la pérdida de autocontrol (tentaciones serán muchas) traerá consigo nerviosismo, problemas financieros, la desilusión y el sufrimiento.

Autocontrol y conciencia de nuestras propias limitaciones son las armas durante los tiempos que estamos viviendo y muy posiblemente perduraran en el tiempo.

Porque el momento no hay esperanza de cambios y hay que esperar un tiempo más propicio.

Es decir si tenemos fuertes impulsos para aclarar una situación oscura es mejor esperar pacientemente a un giro favorable de los acontecimientos, que van a pasar con el tiempo aún sin saber cuando se acabará la actual situación. También si somos capaces de controlar nuestra impaciencia y la temeridad, la legada a un buen puerto se llevará a cabo. De hecho no hay necesidad de forzar el curso de la vida. Solamente tendremos que estar en armonía para que con el tiempo todo se desarrolle correctamente..

En conclusión las perspectivas son malas, aunque la razón este de nuestra parate, hay que buscar el compromiso, pero debemos hacer las cosas, pero hacerlo por muestra cuenta cuenta, sin un mediador. En camino con problemas en la ruta si se puede hay que evitarlo.