La Aventurina
images_fader/iacf1.jpg

El Péndulo, paso a paso (Método-Tutorial).#P5

El péndulo, aprender a concentrarnos.#P4

ESTADO DE ALERTA GLOBAL

En esoterismo, existe un tema del que prácticamente no se trata y es de los lugares donde se pueden realizar los rituales y sin embargo definir el lugar para efectuarlos, es de suma importancia ya que en función del ritual o el lugar elegido, podremos afrontar diferentes tipos de canalización tanto de nuestras energías como de otras y conseguir o al menos facilitar los objetivos que pretendemos; Los diferenciamos en tres tipos de lugares diferentes, teniendo cada uno unas características determinadas, estos tres tipo son:

1.- In situ.
2.- Lugar preparado al efecto y personal.
3.- Lugar energético.

            In situ.- Es cuando tenemos que desplazarnos a un lugar específico en el que es necesario realizar un ritual para un fin determinado; estos tipos de rituales son bastante limitados en cuanto al nivel de energía que podemos mover, ya que lo normal es que solamente dispongamos de nuestra propia energía y de aquellos elementos que podamos transportar; son rituales complicados porque no sabemos que nos vamos a encontrar y a que tipo de energías tendremos que enfrentarnos por encontrarse asentadas en ese lugar, pero por contrapartida, son rituales muy efectivos ya que sentimos “in situ” las energías, aunque al mismo tiempo tenemos que contar con que el coste a nivel personal puede ser muy elevado. Nunca de deben hacerse este tipo de ritual para asuntos generales, sino que se deberá de utilizar para un tema muy concreto y un tanto especial.

             Lugar preparado al efecto y personal.- Son rituales que se realizan en un lugar que tenemos preparado al efecto; es nuestro santuario, en el que contamos con todos los elementos necesarios para realizarlos y que nos sirven de apoyo. Son rituales en los que el coste a nivel personal es bastante bajo, las energías que se mueven pueden ser perfectamente controlables por el oficiante del ritual y a la vez son muy efectivos, sobre todo cuando se realizan de persona a persona; sin embargo tienen los inconvenientes de una difícil proyección al exterior y conllevan una gran dificultad para el movimiento de energías a nivel más general o global. Son rituales, digamos, muy locales.

             Lugar energético.- Estos, son los rituales para realizar en lugares con una fuerza especial, ya sea al aire libre o en un lugar en que hayamos comprobado que las energías de la tierra no estén controladas y que puedan ser canalizas por el oficiante del ritual. Este lugar tiene como muy positivo la gran cantidad de energía de la que se puede disponer para después canalizarla y se pueden obtener resultados francamente interesantes, sobre todo a nivel global; pero sin embargo tiene como lo mas negativo, que suelen ser lugares de muy difícil acceso, de baja protección del oficiante y una gran dificultad para canalizar esas energías de gran entidad, a lo que además hay que unir con los pocos elementos con los que contamos, que habitualmente forman parte de los rituales para facilitar su efectividad.

Dependiendo de vuestra fuerza, de la energía con la que sabéis que podréis contar, de si vais solos o no y de cuales son vuestros objetivos, es cuando deberéis elegir el sitio adecuado.

De todas formas, tener siempre en cuenta que hay que estar muy seguros de nosotros, de nuestra fuerza y de que estamos en el momento óptimo energético y saber hasta donde podemos llegar para sacarle el mayor partido posible a la utilización y la canalización de las energías con ayuda de los rituales.