El Tarot, esos naipes tan especiales
images_fader/iacf1.jpg
Se compone de un total de 78 cartas, 22 son los arcanos mayores y 56 son los arcanos menores. Existen una gran variedad de teorías sobre su origen pero en la actualidad sigue sin conocerse. En 1781 Court de Gebelin piensa que los arcanos mayores tenían uno origen egipcio, otros dicen que su origen es hebreo y otros que las simbología es una traducción o adaptación de los símbolos viquingos a la época. Lo cierto es que se ha convertido en uno de los sistemas adivinatorios por excelencia y en todos ellos se mantiene su simbología.

Los arcanos menores, son en total 56 que corresponden en realidad a los cuatro palos de la baraja tradicional española, oros, copas, espadas y bastos y que tienen una correspondencia con la baraja francesa.

    * Oros --------- Tréboles
    * Copas -------- Corazones
    * Espadas ------ Picas
    * Bastos ------- Diamantes

También cada uno tiene su propio significado, es decir cada carta y cada palo tienen su propio significado.

El tarot de meigaweb
www.meigaweb.com ha realizado su propia baraja de Tarot en la que mantiene toda la simbología tradicional y la a adaptado a los tiempos modernos, para que la visualización del futuro que nos trasmite sea lo más cercana al mundo en que vivimos y a la tecnología actual, sin perder el mundo tradicional arraigado en nosotros. Con el tiempo los símbolos del subconsciente colectivo varían y se enriquecen según las nuevas vivencias de nuestra era.

El Tarot es uno más de los métodos de adivinación más arraigado en el mundo en el que vivimos, no solo nos informa de aquello que queremos saber, sino que a veces nos dice lo que no deseamos y es nuestra obligación afrontar ese problema.

Está muy generalizada la idea de que uno mismo no se puede consultar. Pensamos que esto no es así. Tenemos que tratar de no manipular lo que nos sale tras una consulta. No tratar de ver mas allá, porque la mayoría de las veces no hay nada más, aunque nosotros lo deseemos y tener las suficiente humildad o valor para afrontar lo que nos dice aunque sea diferente a lo que creamos o queremos. Hay que tener encuenta en cuenta que normalmente el tarot no miente, el problema es si queremos ver lo que nos dice aunque no coincida con lo que pensamos.