La fuerza de la mente, errores sobre el esoterismo
images_fader/iacf1.jpg
Ante la posibilidad de la existencia de errores o confusiones de conceptos referentes al mundo esotérico, dirigidos o no, que nos pueden llevar a caminos de difícil salida, y hacer que caigamos en esos pozos en los que la profundidad es tal, que nos resultaría luego casi imposible salir de ellos; tratamos de buscar las posibles causas, y como siempre, nuestras inquietudes os las tratamos de transmitir, por dos razones: una, por nuestro lema que creo ya conocéis respecto a que los “conocimientos pertenecen a la humanidad” y el segundo “por si os pueden servir de ayuda”, teniendo en cuenta, que no dejan de ser nuestros puntos de vista, los puntos de vista de Meigaweb.

Pues bien, pensamos en dos causas elementales, una por desconocimiento generalizado donde, casi siempre, por el miedo condicionado, se van formando tabúes sin un fundamento de base y analítico y otra de tipo intencionado, dirigido, puesto que, se considera, en principio como un mundo muy potente y no sería aconsejable ni deseable que la mayoría supiese como utilizarlo, es decir, el grupo o grupos que pudieran tener los conocimientos profundos y el dominio de las técnicas, se encargarían de que lo que le llegase a la gente normal, fuese lo suficientemente lait o manipulado como para que, desde tiempos pasados, ahora y me figuro que en un futuro, se llegase a la conclusión inicial generalizada ante estos temas: “estorismo” igual a “Yu-Yu”, ¡cuidado! ¿ por qué?, la alerta penetra en nuestro subconsciente, ¿para qué?... pues para que fuera solo sea asequible la entrada a una minoría, eso sí también controlada.

Si vamos a las raíces, observamos que la mayoría de los rituales están relacionados con la tierra, no olvidemos que la Virgen representa a la madre tierra ya desde antes de los egipcios, pero con el tiempo observamos en diferentes cultos que La Tierra (La Virgen) se sitúa en el cielo, con lo cual estaríamos transmitiendo nuestra energía hacia el espacio donde se disiparía cuando realizamos un ritual, es decir, cuando realizamos un ritual pensamos siempre en la energía del universo y no en la que tenemos más cercana, cuando ancestralmente lo que deberíamos hacer es utilizar las energías de la Tierra, como parecen indicar las culturas ancestrales (chamanes, brujos, etc…).

Tampoco hay que olvidar un mito como el de Lucifer que es el arcángel de lo esotérico, una entidad que el Creador exilió al planeta del que fue protector, la Tierra, por lo tanto, le corresponden las facultades humanas, los sentidos, la sensibilidad e incluso la psique, los sueños y todo lo relaciona con este mundo, es decir, la energía de la Tierra y se nos dice que todo esto es maldito, y que no debemos andar en este camino hasta el punto de que tradicionalmente se dice que el infierno esta en el centro de la tierra.

Como podemos observar, todo lo relacionado con las energías ancestrales es desviado hacia no se sabe donde y se nos separa de nuestras raíces. Si hacemos caso a estos detalles, todo parece indicar que nos han enseñado a proyectar nuestras energías, hacia el espacio infinito donde todo se diluye y no lo hacemos hacia La Tierra donde estaría el origen y las fuerza naturales relacionadas con el hombre, para que este mundo esotérico funcionase mejor, ¿por qué?...

En esta teoría también habría que plantearse, ¿por qué no tenemos acceso a los centros telúricos de energía?, en los que se encuentran edificios de características especiales, como por ejemplo, las catedrales góticas………

Otro detalle es que, habitualmente siempre hemos visto como algo oscuro y difícil, el conseguir ”los elementos necesarios” para la practica del esoterismo, es como si siempre se hubiera pretendido realmente no dejar el libre acceso a este mundo si alguien no nos inicia y que fuese, como creo que es, un mundo excluyente haciendo todo tan complicado que resulta prácticamente imposible la práctica del esoterísmo, que en definitiva es el llegar mas allá con la mente, con los elementos, con los principios que nos ofrece la tierra.

Lo cierto es que todos tenemos derecho a andar en el camino que queremos y nadie tiene que negarnos los conocimientos ancestrales ya que como es conocido la senda de los chamanes, druidas etc.… es un camino personal, de siempre, con distintas maneras y culturas, adaptado a nuestra civilización actual, con mucho pasado y sobre todo, mucho futuro que si no lo movemos en el presente, no llegará, y lo más importante, nuestro poder de decisión de seguirlo o no, pero no por los demás.

Otro de los mitos es que los rituales hay que realizarlos en ciertos días, bien, realmente hay días más energéticos o mas propicios, pero lo que si creo que es una condición básica es que se pueden realizar en el momento en que uno mismo se siente con la fuerza y capacidad necesarias y en aquellos lugares que potencien nuestras fuerzas personales, donde tengamos la concentración suficiente y sobre la paz.

Esto es parte de nuestras sensaciones que nos llevan a creer que en el esoterismo digamos “tradicional”, hay errores muy importantes y que posiblemente lo que pudiera estar sucediendo es que “ arriba fuese abajo y abajo arriba”, si esto es así, realmente estaríamos perdiendo todos nuestros esfuerzos, energías, potenciales, por la mala utilización de los caminos.