Amuletos
images_fader/iacf1.jpg

El Péndulo, paso a paso (Método-Tutorial).#P5

El péndulo, aprender a concentrarnos.#P4

A veces necesitamos una ayuda personal para temas muy concretos. Algo especial que nos proteja de una manera individual. Algo ideado para que la magia actúe sólo en el sentido que precisamos. Meigaweb tiene la solución con sus amuletos personalizados.

Posiblemente nos preguntamos: ¿cómo puedo conseguir ese amuleto especial, personalizado, individual? Es muy fácil. Encargarlo a través de nuestra tienda virtual. En cualquiera de los casos solemos mantener con el interesado/a una  comunicacion previa con el fin de conocer lo que le ocurre, para qué quiere el amuleto y qué necesidades tiene.

A continuación, es el momento de pensar en la confección de "su" amuleto. Para la realización de los amuletos personalizados Meigaweb, utilizamos dos tipos de signos: el zodiacal correspondiente a la persona para quien elabora el amuleto, y los símbolos rúnicos acordes al fin que se quiere conseguir.

Cuando ya se han elegido los símbolos adecuados se unen, se entrelazan, con el fin de reforzar sus diversos poderes. De esta combinación surge ese AMULETO PERSONAL Y ÚNICO que define a la persona y al deseo que pretende alcanzar. Este dibujo se graba sobre una piedra recogida del mar y tratada adecuadamente para limpiarla.

Una vez concluidos estos pasos se ritualiza el amuleto para que se impregne de fuerzas positivas que puedan actuar en beneficio de su propietario.

Cuando ya está terminado es el momento de llevárselo a casa y hacer buen uso de él. Meigaweb entrega todos sus amuletos personalizados en una bolsita aterciopelada para facilitar su transporte y su cuidado. Además todas las personas reciben un folio informativo en el que se explica el significado de los signos zodiacales y rúnicos utilizados en la creación de su amuleto.

Es muy importante tener en cuenta que cuanto más toquemos y acariciemos nuestro amuleto mayor energía le iremos trasmitiendo, y de esta manera cada vez será más nuestro. Hay que procurar que nuestro amuleto sea sólo nuestro, evitar que lo toquen otras personas, evitar maltratarlo, darle siempre un uso correcto, cuidarle y ¿por qué no? amarle. El amuleto se ha confeccionado para una persona determinada que quiere conseguir unos fines concretos. Es muy personal. Por ese motivo no sirve para otra persona. No es algo que se puede prestar a otro. Pero sí se puede encargar uno para esa persona querida que tú piensas que lo necesita.

Si creemos en el poder de ese amuleto que se ha realizado para nuestro uso personal, para que se cumpla nuestro deseo, nos sentiremos fuertes y protegidos y, con toda seguridad, se cumplirá aquel fin, deseo o pretensión para el que ha sido confeccionado.un ejemplo ilustrativo que puede servir de modelo para que os hagáis una idea de cómo son los amuletos que Meigaweb diseña para todos aquellos que necesitéis algún tipo de protección especial e individual.