El Tarot, esos naipes tan especiales
images_fader/iacf1.jpg

Representa lo sólido. Todo en esta imagen habla de autoridad y de dominio, desde el mundo interior al exterior. El secreto del poder está encerrado en el equilibrio, no dejando espacio para la debilidad . Las emociones y los sentimientos se mantienen bajo el control de la razón. Nada se deja al azar.
Cuando aparece al derecho, puede significar ganancias en la lotería.


En el plano afectivo, consolidación de una relación, pudiendo terminar en matrimonio.


Profesionalmente, iniciativas afortunadas.


Como persona, se trata siempre de un hombre de prestigio, maduro pero vital, siempre constructivo. Un hombre en el que se podrá confiar, sobre todo en el que tendrá siempre apoyo y protección.


Si por el contrario sale el Emperador en posición invertida, significa una actitud despótica que le impedirá ver la realidad. Aparecerá un hombre egocéntrico.
Profesionalmente, se anuncia un fracaso, porque el proyecto en cuestión no era lo bastante sólido.


En el plano afectivo, representa una unión poco sólida, discusiones y falta de control de las emociones y de los sentimientos.
Como persona, puede aparecer un padre inflexible, un hombre egoísta.


 Esta carta se alarga en el tiempo. El acontecimiento se produce aproximadamente en un mes, pero los efectos son duraderos.