PSIQUISMO SIMBÓLICO

El Péndulo, paso a paso (Método-Tutorial).#P5

El péndulo, aprender a concentrarnos.#P4

ESTADO DE ALERTA GLOBAL

El ermitaño, es el viejo sabio que basa el futuro en el conocimiento del pasado. Con la mano derecha mantiene levantado un farolillo que le ilumina el camino. Su cualidad es la modestia.

Cuando aparece al derecho, es siempre positiva, aunque el consultante en este momento se encuentre cansado, desmotivado, todas las iniciativas tendrán un desarrollo lento pero positivo. Representa lo concreto, el respeto por la tradición.

Como persona, aparece alguien de avanzada edad, capaz de resolver el problema del consultante, puede ser el padre, el abuelo.
En el plano afectivo, habla de una relación sólida, permanente y definitiva.

Cuando se presenta invertida, la carta actúa en sentido de pérdida, la prudencia es exagerada, falta de espontaneidad y con muchas dudas.

Profesionalmente, el consultante no está contento en la actualidad con su trabajo. Si es estudiante, no está en un buen momento, tiene exámenes a los que no se presenta por miedo al fracaso.

Como persona, se trata en general de un individuo con malas intenciones que puede perjudicar al consultante.
En el plano afectivo existe estancamiento en la pareja, abandono.

Los efectos de este arcano son de una duración muy larga, de seis meses a tres años.

Alude al rigor de la Ley, representa por tanto la razón. En la mano derecha empuña la espada de doble filo de la fatalidad, que deberá restablecer el equilibrio roto. En la izquierda sostiene la balanza que pesa y cuantifica los errores cometidos. El ocho es el número de Saturno, el planeta mas alejado y frío, indica al severo señor de la razón y de la disciplina.

Cuando aparece al derecho, si la consulta trata de una cuestión específica, la realización es segura, aunque pudiera parecer lenta.
Tiene que ver con la ley, contratos, recursos legales, negocios provechosos e incluso puede verse favorecido por una herencia esperada desde hace algún tiempo.

En el amor significa boda, o la legalización de una relación. En la pareja, tras un tiempo difícil, vuelve la paz y la armonía.

Como persona, puede ser de una mediana edad, racional severa pero muy beneficiosa para el consultante.

Si aparece invertida, se prevén disputas, complicaciones, demoras y contratiempos.

Como persona, se refiere a alguien tímido, incapaz de tomas decisiones.

Profesionalmente, indica un contrato perdido, negociaciones interrumpidas.

En el plano afectivo significa divorcio, separación legal.

La carta tiene efectos bastante largos, entre tres y cuatro meses