Las Runas, la magia de un viaje interior
images_fader/iacf1.jpg

Cada uno de estos signos o runa es algo más que una simple letra. Para los pueblos europeos precristianos estos signos estaban cargados de una gran simbología y los consideraban como objetos mágicos. Cada símbolo rúnico representa una idea o concepto relacionado con el hombre y con las fuerzas de la naturaleza.

Al tallar el signo de una runa sobre un objeto se creaba una vinculación entre el poder que se le otorgaba a la runa y el objeto y de esta manera los objetos quedaban investidos del poner de la runa. Los soldados infundían poder a sus armas grabando un signo sobre ellas, tallados en las casas servía de amuleto protector, los sacerdotes aseguraban la caza o intentaban que la meteorología fuera favorable para las cosechas y se curaban enfermedades o se intentaba asegurar la caza. Se consideraba que las runas poseían cierto poder mágico, eran misterios, secretos que encerraban confidencias y que los sacerdotes empleaban para predecir el futuro en sus prácticas de adivinación, para influir sobre el curso de los acontecimientos, para adquirir conocimientos por medios sobrenaturales en sus prácticas de magia, y para obtener respuestas y consejos cuando las runas se utilizaban como oráculo.

Siempre estuvieron vinculadas a aspectos de la vida cotidiana y su fin era proporcionar algo tangible y ofrecer tranquilidad a quienes los utilizaban hasta en los objetos más simples. Pero también abarcaban cuestiones filosóficas y metafísicas porque encerraban una idea secreta y sagrada que se expresaba de forma oculta sólo por algunos iniciados que trasmitían los conocimientos de forma oral..

Significado

Hoy, cada símbolo rúnico representa una idea o concepto que está relacionado con el hombre (la fortuna, la salud, la creatividad, la felicidad, la seguridad, el sol el agua el día, etc.) y nos ofrece una información, cuando las interpretamos, que está relacionada con nuestro yo. Las runas nos hablan de nosotros y es por eso que se puede afirmar que constituyen un oráculo personal, una mirada al interior de uno mismo con el fin de conocernos mejor. Son el puente que nos va a unir con nuestra parte más íntima.

A través de ellas podemos llegar a encontrar advertencias y consejos que nos ayuden a ser fuertes ante las contrariedades y a desplazarnos mejor en las situaciones de nuestra vida presente para que nada nos pille de sorpresa. Actualmente se utilizan como oráculo personal buscando en ellas esa alternativa que desconocemos para todos los acontecimientos de nuestra vida. Al consultar las runas nadie nos está leyendo el futuro y nada es definitivo porque las respuestas se encuentran en nosotros mismos. Sus símbolos nos advierten y aconsejan, pero nunca sentencian, nos ofrecen la opción de cambiar el curso de los acontecimientos a voluntad porque las respuestas que encontramos sobre alguna cuestión en particular es rápida, sencilla y nos da una visión de los momentos actuales ofreciéndonos la oportunidad de sacar conclusiones y de cambiar lo que no nos guste.

Consultar las runas es una práctica adivinatoria mucho más suave y menos dura que el Tarot, sin embargo las runas nos van a decir si existe un problema, si hay posibilidad de un accidente, si las cosas van mal en un momento determinado, pero ahí estamos nosotros para evitar la resignación ante la adversidad, para examinar los acontecimientos y encontrar una solución porque las runas nos van a guiar en los conflictos ofreciéndonos la posibilidad de cambiar... y eso nos va a beneficiar.

Las runas se pueden fabricar de madera o de piedra.


En el primer caso coja de un árbol una rama de unos dos centímetros de diámetro y antes de cortarla pediremos disculpas al árbol. Después se cortarán 25 piezas de un centímetro de espesor.

En el segundo caso coja veinticinco piedras o guijarros de río redondeados y del tamaño que prefiera. Posteriormente se graban o pintan los símbolos en las runas elegidas, con cualquier tipo de pintura de las que se encuentran en el mercado.

Parece apropiado confeccionar una bolsita con el fín de que no se pierda ninguna runa al trasladarlas. Su único requisito es que sea lo suficientemente amplia para que todas ellas entren dentro y quepa la mano con facilidad para poder sacarlas una a una.

Por el contrario, si quieren adquirir las runas Meigaweb, se pueden adquirir en nuetra Tienda Meigaweb, utilice el sistema que mas le convenga.

Ahora puede realizar la consulta según el método que desee.