San Valentín
images_fader/iacf1.jpg

LupercalEl Día de San Valentín es una celebración tradicional en la que los novios, enamorados o esposos se expresan su amor o cariño mutuamente.

Actualmente lo celebramos el 14 de febrero, onomástica de San Valentín.

Originalmente, tenían una relación directa con los rituales de fertilidad, ya en la antigua Grecia dedicada al matrimonio de Zeus y Hera y posteriormente en las fiesta romanas de las Lupercales que se celebraban el 15 de febrero en honor al dios de la fertilidad.


Los rituales romanos se celebraban a la sombra de una higuera, donde se realizaba el sacrificio de un perro y de un macho cabrío, animales considerados impuros. Una vez ataviados con elementos del ritual y casi desnudos, sólo tapados con unas tiras de cuero, salían alrededor del monte Palatino donde golpeaban a todos los que encontraban para purificarlos.

Es decir los luperci iban desnudos uncidos en sangre de animales impuros (como si vinieran de caza) con pieles de lobo, golpeando con el látigo como si fuera un miembro viril y en el que las mujeres, con este rito aumentaban su fertilidad poniéndole las carnes de color púrpura.



En el año 494 el Papa Gelasio I prohibió y condenó, en el año 494, la celebración pagana de las Lupercales cristianizándolas y sustituyéndolas por el 14 de febrero, fecha en la cual murió San Valentin en el año 270 d.C.

De las lupercales queda hoy algunas tradiciones en carnavales donde se azota a la gente con fustas de cuero, se llevan cencerros en honor a los pastores de los que Fauno Luperco dios romano, y se va golpeando con tripas de cerdo hinchadas con la mano.
Los celtas, celebraban la festividad de la Ambiwolka,.en donde de daba culto a la diosa de la fertilidad Brigantia.

Ambiwolka era la época de las purificaciones en el que el fuego sagrado purifica la tierra y propicia la fertilidad con la primavera. Igualmente durante esta fiesta los druidas realizaban las premoniciones para el nuevo tiempo y las pruebas de matrimonio. También es el momento del nacimiento de las diferentes especies.

En Irlanda, por ejemplo, era el momento de las bodas y de los divorcios por consentimiento del pueblo.

Durante la Edad Media se caminaba en procesión con velas bendecidas y se incendiaban los rastrojos de los campos para que, con el poder sagrado del fuego, ahuyentar al demonio y las brujas.

En la actualidad, todavía en la fiesta de la Candelaria en sus procesiones se otorga la bendición con las candelarias.

Como vemos, las tradiciones se mantienen con el paso de los años, se cambian pequeños elementos y se adaptan a los tiempos, pero siempre en todas las tradiciones están presentes la realización de rituales de fuego, en la actualidad velas, para potenciar la fertilidad en todos los aspectos, siendo muy importante saber elegir el color de las velas para potenciar aquellos aspectos que queremos mejorar en nuestra vida.