La Ouija
images_fader/iacf1.jpg

ouijaAnte la insistencia de peticiones a través de nuestra web, y a pesar de que consideramos que es un tema tremendamente delicado, más que nunca se hace necesario hablar de la ouija, de lo que es, de lo serio e importante que es entrar a hacer sesiones sin tener un mínimo conocimiento de las posibles consecuencias.

Hoy en día la ouija está al alcance de todos y se esta convirtiendo en una práctica popular, se utiliza como por ejemplo el parchís o diferentes juegos de este estilo, se practica con mucha frivolidad sin ser conscientes de lo que es en realidad y sus consecuencias, desde luego para nada debemos considerarla UN JUEGO.

El hombre desde los tiempos remotos ha tratado de entrar en ese mundo paralelo de las energías que influyen en este, al de los espíritus con sus diferentes técnicas tratando de comunicarse para conseguir diferentes objetivos, incluso se cree que en la prehistoria el hombre tenia mucho más desarrolladas la percepción extrasensorial, la clarividencia, la bujería etc... perdiéndose a lo largo de los tiempos.

Todas las civilizaciones han tenido su practicas en este sentido, los chamanes, los egipcios etc.

Las técnicas espiritistas nacieron con Hippolite-Leon-Denizard Rivail, verdadero nombre de Allan Kardec, nació en Lyon en 1804. Estudió medi cina y en 1830 se traslado a Paris donde fundo un Instituto científico, En 1854 tuvo sus primeros contactos con el mundo del espiritismo a través de un amigo suyo que conocía las teorías del fluido magnético que había anunciado Paracelso y las aplicaciones de Franz-Anton Mesmerempezando, comenzando a asistir a reuniones espiritistas convirtiéndose en un asiduo y el hecho de que los espíritus se manifestasen ante los vivos, demostraba la existencia de un mundo invisible en el que sin ninguna duda debía de encontrarse la respuesta del destino del hombre después de la muerte; Allan Kardec, publicó: "El libro de los Espíritus".

El espiritismo toma su verdadera magnitud en Brasil, el espiritismo de Kardec no solo es una religión, sino un sistema de tratamiento medico psicosomático y psicoanalítico, pretendiendo demostrar que muchos médium podían curar enfermedades mentales mucho mejor que los psicoanalistas europeos y americanos.

El médium para los espiritistas, es una persona que tiene unas facultades más desarrolladas que las demás, y que es capaz de contactar con un mundo que para el resto de los humanos, está prohibido, el de los espíritus; una de estas técnicas es con la utilización de la ouija. Los parapsicólogos han llegado a la conclusión de que solo en un caso entre mil, los fenómenos espiritistas no son una trampa.

Los parapsicólogos mantienen la defensa de unos poderes de la mente humana, tales como la telepatía, la clarividencia, la telequinesia, siendo estos poderes los que influirían seriamente en las sesiones de ouija.

Por otro lado tenemos la teoría del inconsciente colectivo y la del inconsciente genético que tendrían su influencia en la ouija.

Dicho por expertos terapeutas podemos decir lo siguiente:

-La ouija, como toda practica mental no controlada convenientemente, es peligrosa , no por si misma, sino por las personas que se sientan frente a ella. Pero el peligro no solo reside en ese tipo de personas con capacidades, casi siempre desconocidas, sino además en los niños y en todos los individuos cuya personalidad tiene vacíos muy grandes.

- La ouija no es ningún juego , ni mental ni espiritual, es un detonante de la capacidad mental inconsciente del individuo, que en determinados momentos y situaciones, puede aflorar mostrando resultados sorprendentes, puede ser relativamente fácil entrar, pero lo realmente difícil es salir limpio, sin llevarse nada del otro lado de la frontera, esto si puede ser peligroso. Pero esto no quiere decir que la ouija no deba practicarse, al contrario, con la conveniente sabiduría, regulación, control e higiene mental, es una forma más de poder conocer lo que esconde nuestra mente.

Analizando los peligros de la ouija, insistimos que no debe ser realizada "en ningún caso" por y ante niños o personas muy inmaduras , que, en un estado de conciencia alterado pongan en funcionamiento las energías psíquicas/paranormales que puedan marcarle a el y a las otras personas que intervienen en la sesión, pudiendo quedar marcados de por vida de forma traumática, incluso con lesiones cerebrales; también debe de abstenerse las personas que son muy influenciables y a aquellas otras con problemas psicológicos, psiquiátricos o mentales de toda índole, estuvieran o no bajo tratamiento farmacológico o clínico.

Reiteramos, NO ES UN JUEGO, es algo muy serio que puede traer problemas graves para aquellos que lo practiquen sin seriedad.